Cultura

Cascos Históricos

Puerto de la Cruz

Puerto de la Cruz ofrece a quienes la visitan una ciudad cosmopolita que, tras muchos años de experiencia turística, mantiene hoy todo el sabor de una villa abierta al mar y a toda suerte de culturas. Declarada de Interés Turístico en 1955, en Puerto de la Cruz conviven en atractiva armonía la arquitectura tradicional isleña y la modernidad de una planta hotelera de primer orden, la amplitud y el exquisito diseño de sus parques de ocio y el entrañable color de los rincones más típicos y pintorescos del pequeño pueblo marinero que fuera en sus comienzos.

Las calles de Puerto de la Cruz mantienen todo el año una animada actividad, un ambiente distendido que invita a la relajación y al descanso; al paseo y a la contemplación de sus edificios más tradicionales, a la participación en sus fiestas populares.

Para disfrutar del mar, este municipio norteño tiene mucho que ofrecer: sugerentes calas de arena volcánica, el complejo de piscinas marinas de Lago Martiánez, Playa Jardín y Punta Brava. Costa Martiánez, obra del genial César Manrique, constituye un lugar donde diseño y naturaleza se funden para crear un entorno de peculiar belleza. También el Jardín Botánico, con especies vegetales procedentes de los cinco continentes y el Loro Parque merecerán los elogios del visitante.

La Orotava

La Orotava se extiende sobre el inmenso valle de plataneras que lleva su nombre. Cuajada de edificios históricos y construcciones de rancio abolengo, constituye, sin duda, un lugar ideal para entrar en contacto con la cultura y las tradiciones isleñas, su historia y su brillante pasado. El casco antiguo de la villa, declarado en su totalidad Monumento de Interés Histórico Artístico Nacional, encierra joyas arquitectónicas de marcado carácter.

La Orotava ha sabido guardar sus tradiciones y renueva, año tras año, celebraciones de gran interés y atractivo cultural, como las que tienen lugar con motivo del Corpus Christi, cuando los vecinos llenan de arte las calles cubriéndolas de espectaculares alfombras elaboradas con flores y arenas volcánicas de gran colorido.

En un entorno natural de espectacular belleza, la villa de La Orotava está rodeada de verdes plataneras y de monte que pertenece al Parque Nacional del Teide, por donde transcurren numerosos senderos que invitan a placenteras jornadas de paseo en la Naturaleza.

Frente a las aguas del Océano, las costas de La Orotava ofrecen al visitante pequeñas playas, tranquilas y solitarias, sorprendentes por la peculiaridad de su arena volcánica. El Bollullo, Los Patos y Ancón son tres calas donde olvidarse del resto del mundo.

Situación: 10 minutos o 5 km

Garachico

Garachico es un pueblo anclado a la orilla del Atlántico. En él se paró un día la vida porque lo sepultó el volcán de Trevejo. Pero después de 1706, que fue la fecha aciaga, resurgió de sus cenizas y hoy se nos presenta en todo su encanto, con una arquitectura irrepetible, en la que no sólo se ofrecen iglesias y conventos de otros días, sino una serie de casas particulares de gran porte, con patios interiores de gran amplitud, portadas irrepetibles y zaguanes sombríos que dan a las edificaciones una singularidad verdaderamente notable. Garachico cuidó siempre su entorno y protegió, en todo momento, las más diversas manifestaciones culturales. Todo ello llevó al gobierno de la nación a concederle la Medalla de Oro de las Bellas Artes, que S. M. el Rey le entregó en 1980.

Situación: 30 minutos o 30 km

La Laguna

San Cristóbal de La Laguna, declarada Bien Cultural y Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, mantiene en un excelente grado de conservación su casco histórico de gran valor. Las calles del centro de La Laguna se hallan sembradas no sólo de importantes monumentos y edificios históricos, sino que es, además, un importante centro de actividad comercial, donde es posible adquirir recuerdos de su paso por la Isla, moda, vinos tinerfeños, artesanía canaria o productos gastronómicos típicos. Ciudad de importante tradición universitaria, ofrece, además, la animación y el peculiar ambiente de sus innumerables tascas.

Situación: 20 minutos o 25 km

Santa Cruz

Santa Cruz de Tenerife es una ciudad cosmopolita, alegre y luminosa. Abierta al mar, llena de atractivos y con un marcado carácter isleño, la ciudad invita al paseo y a la relajación por sus ramblas y calles peatonales. Santa Cruz es, ante todo, una ciudad viva, con una gran actividad cultural y de ocio y un centro comercial de calles peatonales en el que ir de compras se convierte en un verdadero placer. La capital de la Isla es también un excepcional exponente de cómo tradición y modernidad pueden conformar un conjunto arquitectónico de indudable riqueza, ya que, muy cerca unos de otros, es posible encontrar barrios y calles de estilo puramente canario, junto a edificios de gran envergadura. La oferta cultural y de ocio de Santa Cruz es muy variada. Museos, exposiciones de artes plásticas y espectáculos de todo tipo se suceden durante todo el año. En sus jardines, plazas y ramblas es posible contemplar exposiciones permanentes de escultura catalogadas entre las más prestigiosas del mundo. Y para los grandes amantes de la música, las audiciones de la Orquesta Sinfónica de Tenerife, una de las formaciones musicales más prestigiosas de Europa.

Situación: 30 minutos o 35 km

Música / Museos

Auditorio de Tenerife

El Auditorio de Tenerife en la capital Santa Cruz, obra del arquitecto Santiago Calatrava, es un edificio de fuerte impacto escultórico. Además de los sugerentes espacios y estructuras arquitectónicas, el Auditorio de Tenerife ofrece una variada programación, compuesta por diferentes ciclos como Tenerife Danza, Jazz Atlántico, Músicas del Mundo, Entre Amigos o Grandes Intérpretes, y se complementa además con la temporada de la Orquesta Sinfónica de Tenerife, la de Ópera y el Festival de Música de Canarias.

Situación: 30 minutos o 35 km

TEA, Tenerife Espacio de las Artes

TEA Tenerife Espacio de las Artes, ha abierto sus puertas en la capital de Santa Cruz de Tenerife en octubre de 2008 y tiene por objetivo convertirse en el referente artístico de las Islas Canarias. En esta nueva superficie cultural tendrá cabida, además de la colección del pintor surrealista tinerfeño Óscar Domínguez, el artista más internacional que ha dado Tenerife y del que el Cabildo posee la mayor colección mundial, el centro de fotografía y la biblioteca de la Red Insular. El edificio es obra de los arquitectos Jaques Herzog, Pierre de Meuron y Virgilio Gutiérrez. Herzog & de Meuron son los responsables de obras tan emblemáticas como el Edifico Fórum en Barcelona; la Tate Modern en Londres; el Allianze Arena de Munich y el Estadio Olímpico de Pekín.

Situación: 30 minutos o 35 km

Museo Arqueológico

El Museo Arqueológico de Puerto de la Cruz está ubicado en una antigua casona del siglo XIX. El centro expone una interesante colección de cerámica aborigen y otros utensilios de uso doméstico, así como objetos de uso religioso, mágico o funerario. El recorrido comienza con la recreación de una cueva como las que servían de vivienda a los antiguos pobladores de Tenerife y termina con otra recreación, en este caso de una cueva de enterramiento guanche.

Situación: 5 minutos o 2 km

Fiestas

Carnaval

El Carnaval de Puerto de la Cruz es uno de los de mayor tradición y relevancia de Tenerife. Cada año su espíritu burlón se apodera de vecinos y visitantes, que se integran fácilmente en la fiesta. Bailes de disfraces, desfiles, galas y originales acontecimientos como el tradicional rally de coches antiguos, la divertida carrera “Mascarita ponte el tacón” o la elección de la reina drag son los actos más destacados del programa.

Semana Santa

Una de las manifestaciones religiosas y culturales de mayor arraigo y devoción son las celebraciones de Semana Santa, que en La Laguna adquieren especial relevancia, pero también obtienen especial solemnidad en Puerto de la Cruz, La Orotava, Garachico y en Santa Cruz. Las procesiones son seguidas por una gran multitud de fieles y curiosos, muchos de ellos turistas, que admiran la gran categoría artística de las imágenes cuando no participan del fervor religioso que impregna la ciudad. Las distintas cofradías, formadas por vecinos que se transmiten su condición de generación en generación, acompañan a sus imágenes en una manifestación de gran valor religioso, pero también cultural, artístico y social.

Corpus Christi

La festividad del Corpus Christi es una de las más arraigadas de cuantas se celebran en Tenerife. Cuando llega el mes de junio son varias las localidades donde se elaboran, con flores y arena coloreada del Teide, originales alfombras dedicadas a motivos religiosos que visten el recorrido por el que pasará después la procesión del Santísimo Sacramento. En el municipio de La Laguna, y especialmente, en el de La Orotava, esta festividad tiene una mayor notoriedad. En La Orotava, que tiene la particularidad de celebrar de esta manera la Octava, y no el día del Corpus Christi, las alfombras alcanzan un excepcional mérito artístico, especialmente la ubicada frente a la fachada principal del Ayuntamiento, de casi mil metros cuadrados de superficie. Las alfombras de La Orotava han alcanzado notoriedad internacional y son miles los turistas que, cada año, se acercan a esta villa a disfrutar de tan especial acontecimiento.