Recomendaciones para la protección de la fauna local

Existen actividades que tienen como protagonistas a los animales que, en ocasiones les perjudican y pueden poner en peligro la misma supervivencia de las especies.
A continuación, le mostramos una serie de consejos para evitar afectar negativamente a los animales durante sus vacaciones:

  • No pagar para dar de comer a los animales a quienes sus propietarios exhiben o hacen actuar en la calle.
  • Evitar alojarse o comer en hoteles y restaurantes que exponen animales salvajes en cautividad.
  • Evitar participar en actividades de nado con delfines u otros animales salvajes.
  • Evitar los paseos a caballo, burro o en carros tirados por estos animales.
  • No alimentar a los animales salvajes (tanto en su hábitat natural como en cautividad) ya que esto puede tener graves consecuencias para su salud y para la seguridad de las personas.
  • Evitar asistir a festivales crueles cuyo protagonista es un animal.
  • Evitar comprar souvenirs hechos con partes de animales, ni llevarse animales vivos como “recuerdo”.
  • Evitar hacerse fotos con animales que se utilizan con el propósito de obtener un souvenir.
  • Nunca pagar para asistir a espectáculos donde los animales tengan que realizar posturas o comportamientos impropios para su naturaleza.
  • Asegurarse de que los centros que visita, se preocupan realmente por el bienestar de sus animales como única prioridad.
  • Denunciar cualquier actividad que podría implicar maltrato animal.
  • Recoger toda la basura, especialmente los plásticos, que se pueda generar en un entorno natural.

Avistamiento de animales en su hábitat natural:

  • Pedir a los guías no acercarse demasiado a los animales para evitar que se asusten debido a nuestra presencia o interferir en su comportamiento natural.
  • En proximidad de un animal, hablar en voz baja y no hacer movimientos repentinos que puedan asustarle.
  • No acercarse a zonas de cría (nidos, madrigueras, guaridas, etc.) ya que esto puede poner en peligro el éxito de la misma.
  • Tener en cuenta que utilizar el flash de la cámara de fotos puede asustar a los animales y hacer que se vuelvan agresivos.
  • Dejar que sean los animales que se acerquen a nosotros, si lo desean y cuándo lo deseen.

Avistamiento de cetáceos:

Si tiene previsto realizar este tipo de actividad en sus vacaciones, le proporcionamos una serie de recomendaciones:

  • Respetar siempre la distancia de mínima de seguridad (100 m).
  • No estar con los animales mucho tiempo (se sugiere un máximo de 30 minutos)
  • No rodear ni navegar alrededor de un grupo.
  • En ocasiones, los animales podrían acercarse al barco. En estos casos los motores deben ponerse en posición neutra y no propulsar el barco hasta que no estén lejos de la embarcación.
  • Las avionetas o helicópteros deberán abandonar el lugar de avistamiento si los animales se sumergen repetidamente o aumentan su velocidad.
  • Mantenerse alejado de las ballenas cuando se están alimentando.
  • No es recomendable la presencia de más de una embarcación a la vez.
  • Evitar acorralar cetáceos, crear un “túnel” de embarcaciones o atravesar sus rutas de viaje.
  • Evitar cambios de dirección repentina y repetida, el uso excesivo del motor, las maniobras y los cambios de marchas y de velocidad cuando se está cerca de los mamíferos marinos.
  • Muchos de estos mamíferos, especialmente las ballenas, muestran movimientos de cola o de aletas cuando están sociabilizando entre ellos y pueden no ser conscientes de los barcos. Mantener la distancia.
  • Las ballenas jorobadas, por ejemplo, emiten burbujas bajo el agua antes de salir a comer a la superficie. Evitar estos espacios.
  • Emitir un ruido periódico puede ayudar a las ballenas a conocer nuestra posición y evitar colisiones con los barcos.
  • Estarse callado y minimizar el movimiento de los pasajeros en pequeñas embarcaciones durante los encuentros cercanos.

Avistamiento de aves

Aves Terrestres:

  • Evitar molestar a las aves o exponerlas a algún tipo de peligro.
  • Limitar la actividad fotográfica, evitar el uso de iluminación artificial y flash.
  • No coger aves con sus propias manos.
  • Minimizar el rastro de su presencia permaneciendo en los caminos y carreteras existentes y no dejando basura a su paso.
  • Evitar acercarse demasiado, respetar las zonas de descanso, alimentación y demostraciones.
  • No intente captar la atención de los animales aplaudiendo, lanzando piedras o sacudiendo los arbustos.
  • No acercarse a los nidos, ni a las colonias de cría.
  • Hacer uso de los escondites o refugios disponibles para la actividad de avistamiento.
  • No usar focos ni linternas para ver a las aves.
  • No atraer aves con comida.
  • Tratar de mantener el silencio, especialmente en zonas de cría.
  • En el caso de acudir con perros, mantenerlos siempre atados.

Aves marinas:

  • Observar con atención cuando las aves se encuentren en el agua, reducir la velocidad y / o alterar el rumbo para evitar la colisión.
  • Los barcos deben permanecer a 100 metros y las pequeñas embarcaciones o botes Zodiac a 30 metros de distancia.
  • Acercarse o alejarse del sitio de aterrizaje o la colonia lentamente para minimizar cualquier molestia.
  • Evitar las maniobras de los botes en aguas en donde las aves entren, salgan, estén bañándose o alimentándose.
  • Bajo ninguna circunstancia se debe alimentar a las aves.

Buceo

  • Bucear sólo con empresas responsables que tengan, y apliquen, estrictas medidas de conservación y protección del medio ambiente.
  • Las primeras inmersiones hay que hacerlas siempre en piscinas o en zonas de playa con fondos de arena  para aprender a movernos en el agua con delicadeza.
  • Si se entra al agua desde la costa, hacerlo con cuidado por los caminos establecidos y sin dañar la vegetación ni los hábitats de las aves marinas.
  • Controlar el equipo antes de sumergirte y evitarás daños derivados de un mal funcionamiento, que pueda llevarte a arrastrar el equipo por el fondo marino.
  • Controla bien la flotabilidad para evitar posarte sobre plantas o fondos frágiles.
  • Disfrutar siendo un simple observador de este maravilloso entorno. Ver y nunca tocar es el lema del buceador responsable.
  • Al bucear cerca del fondo debemos vigilar de no levantar arena con las aletas ya que podemos perjudicar a la fauna y flora, así pues, usaremos un aleteo de braza, la llamada “patada de rana”.
  • Procurar no agarrarte a los corales. Sólo si fuera necesario, se debe buscar una roca o un coral muerto para mantener la posición, teniendo extremo cuidado para no romper nada ni hacerte tú daño.
  • Resistir a la tentación de llevarse “recuerdos”. Llevarse corales, conchas u otros ejemplares de la vida marina puede tener graves repercusiones sobre nuestro ecosistema.
  • No se debe perseguir, tocar o acosar a los animales. Aunque no se aparten de nosotros no significa que no nos tengan miedo, quizás están protegiendo su guarida.
  • No enfocar a los animales directamente con las linternas.
  • No alimentar a los animales
  • Llevarnos nuestros desechos.
  • Denunciar y no participar en cualquier actividad o inmersión que no cumpla cualquiera de estos requisitos.